Día Internacional contra el Cambio Climático: Canarias no hace sus deberes

0

El 24 de octubre se celebró el Día Internacional contra el Cambio Climático con el objetivo de sensibilizar sobre sus efectos y del grave peligro que conlleva el calentamiento global debido a la emisión de gases contaminantes. En este contexto, Canarias no hace sus deberes a tenor de los datos del Observatorio de Sostenibilidad de España: es la segunda comunidad autónoma que más ha incrementado sus emisiones de CO2.

El desarrollo sostenible debe ser una prioridad en un Archipiélago cuyo motor económico es el turismo y, en consecuencia, altamente dependiente de la calidad de su ecosistema. Sin embargo, lideramos el aumento de gases a la atmósfera entre 1990 y 2014, sólo detrás de la región de Murcia.

El Observatorio apunta que además de no reducir las emisiones, la proporción del volumen de los gases expulsados en las Islas es elevada en relación a la extensión de su territorio. En este ratio, ocupa la quinta posición de España al registrarse 1.760 toneladas de CO2 por cada hectárea de su superficie.

En cuanto a las temperaturas, este organismo concluye que se muestra una tendencia significativa de aumento en especial las nocturnas, lo que provoca menores diferencias entre el día y la noche. En este sentido, el calentamiento ha sido mucho más intenso en áreas de alta montaña que en zonas intermedias y progresivamente más suave hacia la costa.

Cambios en flora y fauna

Que Canarias se está tropicalizando es una evidencia. Además de la elevación de la temperatura nocturna, se ha determinado la presencia de hasta 30 aves procedentes de regiones subsaharianas así como la aparición de mariposas comunes en zonas tropicales.

La tendencia en el mar es similar al detectarse cambios en las pesquerías asociados a especies que no eran habituales en las aguas canarias atraídas por el aumento de la temperatura y, por el contrario, el desplazamiento de otras hacia el norte.

La incidencia del cambio climático en las costas se plasma en la detección de especies tóxicas que podrían considerarse tropicales. Los biólogos han registrado en Canarias más de 30 variedades de peces óseos ajenas como el caso del gallo aplomado y el caboso tropical que han logrado crear poblaciones estables, según afirma el estudio.

Compartir.

Dejar comentarios