Control a los “vampiros” de la electricidad para rebajar la factura

0

Los electrodomésticos son los principales responsables del consumo eléctrico y se comportan como auténticos “vampiros” en la factura energética de los hogares. Así lo asegura la comercializadora Holaluz al situarlos como protagonistas del recibo junto a la potencia contratada.

El horno, la secadora y la plancha son los que utilizan más potencia, por lo que sugiere que modulemos el uso de cada uno de estos electrodomésticos en función de nuestras necesidades particulares y, de esta forma, tomar medidas que incrementen el ahorro.

En general, los porcentajes del gasto que generan en relación al total del recibo mensual son los siguientes: el de mayor peso es la nevera con un 30,6%, la lavadora con un 11,8%, el ‘standby’ de televisiones y aparatos similares con 10,7% y el horno con un 8,3%.

“Aplicar el sentido común en la gestión energética, no encendiendo a la vez todos los vampiros de la energía es básico para ahorrar”, recomiendan desde Holaluz como fórmula para disminuir la potencia contratada.

Según sus datos, un 11,5% de los hogares tiene contratada una potencia eléctrica superior a sus necesidades y disponen de un gran margen de ahorro si logran reducir los kilovatios que tienen contratados.

Esta empresa calcula que por cada kilovatio de potencia que se rebaje, el consumidor puede ahorrar 50 euros al año sin que se resienta el estándar de comodidad en las viviendas. Una cantidad que puede elevarse hasta los 200 euros anuales en el recibo de la luz si se reduce la potencia en 4 kilovatios.

Su recomendación apunta a que si nunca han saltado los plomos en el hogar, es un indicador de tener contratada una potencia superior a la necesaria, razón por la que se puede reducir el recibo eléctrico en los hogares.

 

Compartir.

Dejar comentarios