Pedro Ortega solicita a la Unión Europea que apoye con fondos específicos el potencial de las RUP en economía circular

0

El consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento participa como Ponente en el IV Foro de las RUP exponiendo las ventajas naturales que ofrecen estos territorios para convertirse en laboratorios naturales para el impulso de las renovables

Pedro Ortega destaca el liderazgo de Canarias en varias iniciativas europeas relacionadas con la economía circular y asegura que en las islas existen ejemplos de iniciativas que demuestran la rentabilidad económica de este tipo de negocios

El consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias, Pedro Ortega, ha solicitado a la Unión Europea que apoye con fondos específicos a las Regiones Ultraperiféricas para que puedan desarrollar su alto potencial en economía circular. “Las RUP poseemos ventajas naturales significativas para el desarrollo de renovables, pero necesitamos que las instituciones europeas nos presten una atención especial para hacer frente a los desafíos específicos que plantea nuestra condición de ultraperiferia,”, afirmó.

El consejero participó como Ponente representante de Canarias en la sesión temática para Reforzar la competitividad y el empleo en las RUP: la economía circular, verde y azul la energía, celebrada en Bruselas en el marco del Foro “Las Regiones Ultraperiféricas, enclaves de Europa en el mundo”.

Durante su intervención, Pedro Ortega destacó “la importancia que tiene para el crecimiento, la competitividad y el empleo de las RUP el desarrollo de una economía circular, que responda a los retos de la utilización sostenible de las energías y recursos naturales y permita avanzar en eficiencia energética”. Además, recordó que Canarias y el resto de RUP “disponen de ventajas naturales propicias para el desarrollo de energías alternativas”.

Como prueba de este potencial, el consejero destacó algunas de las iniciativas europeas que lidera Canarias en el marco de la economía insular, como es el caso del proyecto Grow Up, financiado por Interreg y en el que participan cinco RUP con el objetivo de promover y apoyar la creación y desarrollo de empresas innovadoras en el campo de economía verde y azul; y el proyecto Urban Waste, incluido en la iniciativa comunitaria Horizonte 2020, con el que se busca reducir en la generación residuos urbanos, incrementar el volumen de reciclado de residuos y mejorar su gestión en municipios turísticos.

Pedro Ortega afirmó que “el cumplimiento por parte de las RUP de los objetivos energéticos marcados por la Comisión Europea para 2020 resulta especialmente complejo y difícil debido a las condiciones inherentes que afectan a nuestros territorios”, entre los que citó la ausencia de conexión con las redes continentales de energía, los retos medioambientales y los costes energéticos mayores que soportan estos territorios.

En este contexto, Pedro Ortega hizo hincapié en “la necesidad de contar con más apoyo económico y legislativo por parte de la UE a través de la Unidad de Energía RUP”, creada en septiembre de 2016, para promover el desarrollo de las renovables e impulsar el potencial que tienen estos territorios de convertirse en laboratorios naturales desde los que impulsar modelos energéticos a nivel mundial.

“La economía circular es una oportunidad para las RUP y los sectores productivos de replantear un nuevo modelo económico y de ofrecer soluciones a los límites y restricciones que tiene Canarias, a través de la aplicación de técnicas de tratamiento de residuos”, afirmó.

De esta forma, el consejero se refirió a algunos de los pasos que el Gobierno de Canarias, a través del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), ha realizado en relación con el estudio y los efectos de la economía circular y que están relacionados con la generación de energía mediante el aprovechamiento de productos como los fertilizantes o con la valoraización energética de los residuos sólidos urbanos.

Al mismo tiempo, aseguró que en los últimos años se han implantado algunas iniciativas en Canarias, tanto desde el sector público como privado, “que demuestran que los principios de economía circular resultan rentables en términos ambientales y económicos”.

Entre otros proyectos, mencionó el “Ewaste” para la puesta en marcha de un negocio de tratamiento reciclado y reventa de residuos; otro, denominado “Baqua” para la reutilización de subproductos de las plataneras para crear nuevos productos en el sector plástico y la acuicultura y un tercero, “Brinergy”, para la comercialización entre las industrias de un sistema innovador orientado a la optimización de ciclo del agua.

Las RUP, laboratorios naturales

En el transcurso de su ponencia Pedro Ortega se refirió también a los proyectos estratégicos que se están desarrollando en Canarias y que validan su papel como laboratorio natural para impulsar tecnologías sostenibles. En concreto, destacó cuatro proyectos como son:

  • La Graciosa Sostenible, proyecto que incluye microrred con elevada penetración de renovables, incorporando almacenamiento energético, uso racional del agua y movilidad eléctrica
  • Gorona del Viento, proyecto hidroeólico que consiste en un parque eólico de 11,5 MW, un grupo de bombeo 6MW y una central hidroeléctrica 11,3 MW y que ha conseguido el 100% del suministro de la isla de El Hierro con renovables.
  • Proyecto Store impulsado por Endesa, que pretende analizar la viabilidad de las tres tecnologías de almacenamiento de energía: baterías de Ión Lítio, ultracondensadores y volantes de inercia.
  • Chira – Soria, en Gran Canaria, central hidroeléctrica reversible que supondrá la mayor infraestructura de almacenamiento de energía de Canarias. Los principales beneficios serán una mayor integración de energías renovables, garantía de suministro, seguridad del sistema e independencia energética.

Compartir.

Dejar comentarios