La Generalitat Valenciana le da otra vuelta de tuerca al autoconsumo

0

El Instituto Tecnológico de la Energía, organismo dependiente del gobierno valenciano, acaba de hacer público que está desarrollando “sistemas de almacenamiento híbrido” para potenciar el autoconsumo. El ITE explica en un comunicado que ha analizado, a lo largo de los últimos meses, el “entorno normativo y tecnológico” en el que se está desarrollando el autoconsumo en España y que ya ha definido “los requerimientos de diseño de los sistemas de gestión y control necesarios para realizar un mejor uso del autoconsumo a través de sistemas de almacenamiento híbrido”. Ese análisis además -informa el ITE- ha dado paso al desarrollo de los prototipos que el Instituto presentará este año en el marco del proyecto Alhacena.

El objetivo de Alhacena es crear una herramienta que informe a las empresas de los ahorros económicos que se derivan del autoconsumo con baterías.

Para ello, el ITE está definiendo y validando “distintos escenarios de balance energético inteligente en una instalación conectada a la red eléctrica con paneles solares que genera y consume su propia energía”. El Instituto está usando distintos tipos de almacenamiento (baterías eléctricas y supercondensadores) y teniendo en cuenta la capacidad de controlar el proceso de recarga en los vehículos eléctricos. El objetivo último es reducir la potencia contratada de la instalación -lo que abaratará la factura- y utilizar con inteligencia todas las soluciones tecnológicas que ya están a nuestro alcance para extraer energía de la red (cuando esta sea más barata), almacenarla y usarla cuando le interese al consumidor.

Según el comunicado que ha difundido la Generalitat, Alhacena contribuirá “a la eliminación tanto de barreras técnicas como económicas” a las que se tiene que enfrentar el autoconsumo. El objetivo último de esta iniciativa es “facilitar el despliegue de las instalaciones de autoconsumo de energía renovables”. Para ello, el Instituto está trabajando en la validación de esta solución “en un entorno real mediante la utilización de un prototipo en las instalaciones de ITE y en una instalación de regadío con apoyo de energías renovables y de almacenamiento energético híbrido”.

El Instituto Tecnológico de la Energía continúa con sus investigaciones “a la espera de generar el conocimiento necesario que permitan definir reglas y especificaciones comunes que sirvan a instaladores de infraestructura de almacenamiento energético distribuido que estén interesados en integrar y ofrecer este servicio de gestión inteligente de la demanda”. El proyecto Alhacena está en proceso de evaluación para ser financiado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

 

Compartir.

Dejar comentarios